viernes, 15 de marzo de 2013

EL CONSUMO INTELIGENTE


El consumo consiste en la utilización de productos y servicios para satisfacer nuestras necesidades o deseos.
Cuando adquirimos bienes y servicios de una forma descontrolada, porque erróneamente entendemos que ello implica una mayor satisfacción personal e incluso felicidad, hablamos de consumismo.


Hábitos como el acaparamiento de productos innecesarios, la ostentación o el despilfarro son propios del consumismo.
El consumismo conlleva una serie de efectos negativos a nivel individual, sobre la salud y la situación financiera, y también a nivel colectivo, sobre los recursos naturales y sobre el medio ambiente.
Hablamos de consumo inteligente cuando el uso de los productos y servicios cubren nuestras necesidades básicas y nos aportan una mayor calidad de vida.
El consumidor que sabe lo que realmente necesita, que elige los productos y servicios adecuados por calidad y precio, que no gasta innecesariamente, que conoce sus derechos, que minimiza el impacto de su consumo sobre los recursos naturales y el medio ambiente y que es crítico con las empresas que no son socialmente responsables es un consumidor inteligente.
Durante los últimos años asociaciones de consumidores y usuarios, ecologistas y otras organizaciones sociales han añadido otros calificativos al consumo, como responsable, ético, saludable, sostenible o solidario.
Responsable: consumo que tiene en cuenta no sólo la satisfacción de las necesidades reales del individuo, sino también la conservación del medio ambiente y la igualdad social.
Saludable: consumo de productos beneficiosos y mantenimiento de hábitos de vida que mejoren la salud.
Ético: consumo que tiene en cuenta las implicaciones sociales y valora las opciones más justas, solidarias y ecológicas.
Sostenible: consumo eficiente que propicia un desarrollo sostenible, es decir, que permite satisfacer las necesidades del presente sin perjudicar a las generaciones futuras.
Solidario: consumo de productos de comercio justo, que repercuten directamente de forma positiva sobre la producción y la artesanía de países pobres.

Algunos consejos para consumir de forma inteligente:
• Planificar lo que se va a comprar, es decir, mirar lo que hace falta y calcular las cantidades
necesarias.
• Comparar calidades y precios de los productos y servicios.
• Dar mayor valor a la calidad que a la cantidad.
• Fijarse en las fechas de caducidad.
• Evitar el uso de envases y embalajes innecesarios.
• Comprar productos más duraderos.
• Compartir o pedir prestado mejor que comprar.
• Comprar únicamente por Internet en sitios seguros.
• Preferir los productos con envases retornables.
• Comprar productos reciclados o reciclables.
• Regalar servicios mejor que productos.
• Reducir el consumo de energía y otros suministros en la vivienda.
• Reutilizar las bolsas de plástico como bolsas de basura.
• Reciclar los residuos.
• Recuperar los cartuchos de tinta de las impresoras.
• Seguir la regla de “las cuatro erres”: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar.

¡¡¡ATENCIÓN!!!
Debemos valorar más los productos por sus características, calidad y adecuación a
nuestras necesidades que por su imagen publicitaria.
Si tenemos en cuenta éstas y otras recomendaciones análogas obtendremos un ahorro económico
y una mejor calidad de vida para nosotros y para las generaciones futuras.
Actualmente, existen multitud de entidades dirigidas a la información de los consumidores y a
la protección de sus derechos, tales como oficinas del consumidor dependientes de las administraciones
públicas y asociaciones de consumidores y usuarios.
En estas entidades podemos encontrar información muy detallada por temas (nutrición, vivienda
y energía, transporte, telecomunicaciones, ocio y cultura, vacaciones, ahorro e inversión,
etc.) sobre la mejor forma de realizar un consumo inteligente

18 comentarios:

  1. - Javier González Parreño. 3º ESO B.

    De todos los consejos, en mi familia se suelen realizar estos tres:

    · Fijarse en las fechas de caducidad. Yo siempre que voy a hacer la compra me fijo en las fechas de caducidad. Es más; una vez, se me cayó una caja de zanahorias entera al suelo del mercadona por mirar la fecha una a una.

    · Reducir el consumo de energía y otros suministros en la vivienda. Siempre que puedo, ahorro agua y luz en mi casa.

    · Reutilizar las bolsas de plástico como bolsas de basura. Aunque exactamente no hago esto. Más bien, uso las bolsas de plástico para cuando vuelva a ir a comprar o para guardar la botella de agua y las pelotas cuando voy a jugar al tenis o al pádel.

    ResponderEliminar
  2. En mi casa realizamos muy a menudo:
    • Planificar lo que se va a comprar, es decir, mirar lo que hace falta y calcular las cantidades
    necesarias.
    • Fijarse en las fechas de caducidad.
    • Comprar únicamente por Internet en sitios seguros.

    Miriam

    ResponderEliminar
  3. 1.Planificar lo que se va a comprar, es decir, mirar lo que hace falta y calcular las cantidades
    necesarias: Hacemos esto a menudo antes de comprar, y hacemos una lista de los productos necesarios entre todos.
    2.Reducir el consumo de energía y otros suministros en la vivienda: Intentamos gastar lo menos posible; no dejar las luces encendidas, no hacer gastos tontos, etc.
    3.Reutilizar las bolsas de plástico como bolsas de basura: También hacemos esto para las basuras de los baños, o de las habitaciones.
    Ángela.

    ResponderEliminar
  4. Tres de los consejos que sigue mi familia para consumir de forma inteligente son:
    - Fijarse en las fechas de caducidad: De esta forma se evita comprar productos con fecha de caducidad muy próxima, y que si se pasa dicha fecha haya que tirar el alimento y desperdiciar el dinero.
    - Reducir el consumo de energía y otros suministros en la vivienda: Una de las maneras de las que se puede ahorrar energía es utilizando bombillas de bajo consumo.
    - Recuperar los cartuchos de tinta de las impresoras: Esto hace que se reduzca la contaminación al medio ambiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta Parreño.
      tres consejos que practica mi familia son:

      -- Planificar lo que se va a comprar, es decir, mirar lo que hace falta y calcular las cantidades
      necesarias, siempre tenemos apuntada una lista de la compra con lo que hay que comprar y no nos dejamos llevar por las ofertas que hay en el supermercado.

      -- Compartir o pedir prestado mejor que comprar, mi madre y yo vamos a comprar ropa 4 o 5 veces al año y siempre intentamos coger ropa que nos guste y nos sirva a las dos ya que así tenemos más ropa y la que dejamos de usar se la damos a nuestros familiares mas pequeños o a la gente que lo necesita.

      -- Reutilizar las bolsas de plástico como bolsas de basura, en mi caso se usa como bolsa de basura y como bolsa para recoger las haces del perro.

      Eliminar
  5. -Planificar lo que se va a comprar, es decir, mirar lo que hace falta y calcular las cantidades
    necesarias.
    -Fijarse en las fechas de caducidad.
    -Comprar productos más duraderos.

    C.O.G

    ResponderEliminar
  6. En mi familia, consumimos de forma inteligente, cuando vamos al supermercado y antes planificamos los productos que nos hacen falta y la cantidad necesaria, también a la hora de comprarlos miramos su fecha de caducidad y una vez usados como compramos embases que se puedan reciclar o reutilizar los reciclamos y aprovechamos.
    M.C.M

    ResponderEliminar
  7. • Planificar lo que se va a comprar, es decir, mirar lo que hace falta y calcular las cantidades
    necesarias.

    -Mi madre realiza una lista de las cosas necesarias que hay que comprar y no compra por comprar porque quizás compra algo innecesario o le falta por comprar algo necesario.

    • Comparar calidades y precios de los productos y servicios.

    -En mi familia pensamos que es mejor comprar en menor cantidad pero con mayor calidad, que al revés porque no le estamos sacando el provecho a nuestro consumo y no lo hacemos inteligente al no darle un buen uso a nuestro dinero. M.M.L.

    ResponderEliminar
  8. En mi casa planificamos lo que vamos a comprar durante toda la semana antes de ir a la compra, para tener así todo claro.
    Nos fijamos en la fecha de caducidad de los productos, intentando siempre que sea mayor y tener un margen de tiempo más amplio para utilizar el producto.
    Reducimos el consumo de energía en casa para no malgastar dinero y para no gastar electricidad.
    Reutilizamos las bolsas de plástico como bolsas de basura.

    ResponderEliminar
  9. Lucía Dguez Bermejo

    Consejos que seguimos en casa para consumir de forma inteligente:

    Fijarse en las fechas de caducidad: Cuando mi madre y yo vamos al supermercado procuramos comprar productos que no tengan una fecha de caducidad muy cercana, por el hecho de no tener que tirarlo sin haber sido consumido.

    Planificar lo que se va a comprar: Siempre hacemos una lista con todos los productos necesarios y así ni se nos olvida nada, ni llevamos cosas no necesarias.

    Comprar únicamente en internet en sitios seguro: Solemos comprar en páginas conocidas por algún familiar o amigo que ya compró en ella con anterioridad, para así estar mas seguras de su veracidad y evitar posibles estafas.

    ResponderEliminar
  10. Pilar Valverde Gómez9 de abril de 2013, 21:13

    En mi casa de todos estos consejos hacemos los siguientes:
    -Planificar lo que se va a comprar, es decir, mirar lo que hace falta y calcular las cantidades
    necesarias.
    -Reducir el consumo de energía y otros suministros en la vivienda- para que esto se cumpla en casa tenemos bombillas de bajo consumo no dejamos luces encendidas y para el agua metemos una botella de dos litros en la cisterna y cerrando el grifo para lavarse los dientes.
    -Reutilizar las bolsas de plástico como bolsas de basura.
    -Reciclar los residuos- en casa los plásticos las latas y las pilas se reciclan siempre.

    ResponderEliminar
  11. Lo que se hace en mi casa es:
    • Reducir el consumo de energía y otros suministros en la vivienda: apagamos las luces cuando hay luz del día para aprovecharla, cerramos el grifo mientras que nos lavamos los dientes, no llenar las bañeras y ducharse para gastar menos agua...
    • Comparar calidades y precios de los productos y servicios: miramos donde son los precios más baratos en compensión con la calidad del producto.
    • Fijarse en las fechas de caducidad: Nos fijaos en las fechas de caducidad para que se puedan consumir antes de dicha fecha, mirar cuál es la fecha más tarde del consumo.

    ResponderEliminar
  12. En mi casa se hacen actividades como:
    - No comprar bolsas de plástico en los supermercados, tenemos unas de tela reutilizables, y si alguna vez hace falta y hay que comprarla, se vuelve a utilizar posteriormente.
    - Clasificamos la basura para luego reciclarla.
    - Hacer una lista de lo que se quiere comprar y comprarlo cuando realmente haga falta.
    - Si algo creemos que ya no nos sirve, revisarlo para ver si le podemos dar otra utilidad.

    Lucía Dominguez Parreño

    ResponderEliminar
  13. • Planificar lo que se va a comprar, es decir, mirar lo que hace falta y calcular las cantidades necesarias :
    En mi casa se hace,porque o sino tendríamos un lío a la hora de comprar los productos y tampoco sabríamos que cantidad compraríamos y por eso hacemos esto.
    • Fijarse en las fechas de caducidad :
    Se hace esto porque si lo compro a largo plazo,me fijo en el tiempo que me queda.
    • Reutilizar las bolsas de plástico como bolsas de basura :
    Y por último haríamos esto porque así compraríamos y gastaríamos menos en bolsas de basuras y consumirÍamos menos.

    ResponderEliminar
  14. En mi casa se hace:
    • Planificar lo que se va a comprar, es decir, mirar lo que hace falta y calcular las cantidades
    necesarias.
    • Fijarse en las fechas de caducidad.
    • Preferir los productos con envases retornables.
    • Comprar productos reciclados o reciclables.
    • Reducir el consumo de energía y otros suministros en la vivienda.
    • Reciclar los residuos.

    ResponderEliminar
  15. En mi casa se hace:

    • Planificar lo que se va a comprar, es decir, mirar lo que hace falta y calcular las cantidades
    necesarias.
    • Comparar calidades y precios de los productos y servicios.
    • Fijarse en las fechas de caducidad.
    • Evitar el uso de envases y embalajes innecesarios.
    • Preferir los productos con envases retornables.
    • Reducir el consumo de energía y otros suministros en la vivienda.
    • Reutilizar las bolsas de plástico como bolsas de basura.

    ResponderEliminar
  16. Teresa Malavé Vizcaíno11 de abril de 2013, 9:43

    Reducir el consumo de energía y otros suministros en la vivienda --> gastar con cabeza, cerrar el grifo mientras que cepillas los dientes, apagar la luz cuando no estas en esa sala.
    Reutilizar las bolsas de plástico como bolsas de basura --> cuando tienes una bolsa pequeña por ejemplo de la compra puedes reutilizarla para las basuras pequeñas de su casa.
    Seguir la regla de “las cuatro erres”: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar --> reducir en gastos, reutilizar productor, reciclar la basura(ya sea plástico, papel,vidrio...) y recuperar objetos que puedes darle otra utilización.

    ResponderEliminar
  17. Lorena Romero Martínez11 de abril de 2013, 9:50

    • Planificar lo que se va a comprar, es decir, mirar lo que hace falta y calcular las cantidades
    necesarias --> en mi familia se planifica los gastos antes de comprar para no comprar cosas que se tienen ya comprada con anterioridad. y se calcula el precio que se va a gastar para así no pasarse del precio
    • Comparar calidades y precios de los productos y servicios --> se ve mas la calidad que el precio.
    • Reutilizar las bolsas de plástico como bolsas de basura --> en mi casa se le da una segunda utilización a las bolsas de plástico como bolsas de basura.

    ResponderEliminar